Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

Tendencias en el mercado laboral de ingeniería

El mercado laboral en el sector de la ingeniería, está en constante cambio. Además, en los últimos años se está produciendo, una revolución derivada del uso de las nuevas tecnologías.

Las aplicaciones de estas innovaciones, hacen que las empresas tengan unas necesidades muy concretas y nos permiten prever, algunas tendencias en la demanda de profesionales. También hay que añadir que, dada la alta competencia del sector, la globalización y la elevada preparación de los ingenieros, han hecho que en muchos casos, los profesionales se encaminen hacia áreas como el marketing o ventas.

En este sentido, nos encontramos en un sector con alta rotación. Prueba de ello, es el estudio realizado por Robert Walters sobre ingeniería civil. En él desatacan algunos datos, como que el 60% considera como tiempo óptimo de permanencia en un puesto, 3 o 5 años. 

 

¿Qué deparará el mercado laboral a los ingenieros?

Las necesidades de las empresas de las que hablábamos antes, han motivado que los profesionales tengan que renovarse y especializarse. Por eso, las nuevas especializaciones que marcan el presente y futuro de la ingeniería son:

  • Inteligencia Artificial. La democratización del uso de la inteligencia artificial, permitiendo encontrar dispositivos a precios muy competitivos, ha hecho que su aplicación se distribuya en empresas, ciudades y hogares particulares. Esto supone, por un lado, grandes oportunidades para los ingenieros; por otro, retos que deben solventar a través de la especialización. Por ejemplo, ya se está empleando la inteligencia artificial en la construcción de infraestructuras, diseño de carreteras inteligentes, centros urbanos hiperconectados y un lago etcétera.

  • Big Data. Algo de lo que hemos hablado en este blog es de las Smart Cities. Estas se valen de la gestión de una inmensa cantidad de datos para poder ejecutar y planificar cualquier aspecto relacionado con el desarrollo urbano. Por ejemplo, gracias al big data es posible prever el uso de la red de transporte público, planificar ampliaciones, nuevas rutas y, en definitiva, permite a los ingenieros, hacer más eficientes las infraestructruas.

  • Consumo eficiente: vivimos en un mundo en el que la conciencia medioambiental y la reducción de la huella de carbono, deben estar presentes en cualquier proyecto de construcción. Esto hace que desde las administraciones y las empresas, se precisen profesionales con conocimientos en dicho área. En este sentido se han desarrollado dispositivos inteligentes que permiten optimizar el uso de recursos como el agua o la energía eléctrica. El diseño de los mismos, la implantación en la infraestructura urbana y la gestión de estos, necesita de perfiles especializados.

  • Realidad Aumentada. El desarrollo de software y aplicaciones de realidad aumentada ha abierto un campo de posibilidades en ingeniería inmenso. Por ejemplo, en el diseño industrial, permitiendo visualizar prototipos antes de invertir en su desarrollo; en la edificación, logrando analizar incidencias en las instalaciones; en la construcción de puentes y carreteras, analizando resistencias; en los medios de transporte, visualizando y optimizando rutas; etc.

  • Robótica.  Se trata de una de las tecnologías que más avance y presencia tendrá en la ingeniería del futuro, que reclama perfiles especializados en este campo para el mercado. La utilización de los robots -los colaborativos y educacionales- está modificando los modelos de producción tradicionales. Esto supone un reto para los ingenieros, ya que deben encontrar cómo integrarlos en los procesos, velar por la seguridad en su aplicación y diseñar, tanto el software como el hardwere de estos robots.

  • Uso de drones.  La irrupción de los drones en la vida civil, ha hecho que se planteen nuevas formas de comunicación, logística e incluso, vigilancia. Para un correcto uso y aplicación de los mismos, es necesario contar con profesionales cualificados en su manejo y con conocimientos en los campos anteriormente mencionados.

  • Nuevas metodologías de trabajo.  Las organizaciones empresariales, el desarrollo de proyectos y los nuevos modelos laborales, han hecho que surjan nuevas formas de trabajar. Estas velan por unas estructuras más sencillas que aseguren un flujo de información constante entre las personas involucradas en cada proceso y eliminando la documentación y burocracia innecesaria. De este modo, llegamos a metodologías de trabajo como la Agile, en la que se fomenta la interacción entre empresa / cliente, y se establecen los pasos que permitan asegurar el desarrollo del producto o servicio esperado.