Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

Scrum:¿en qué consiste y cómo funciona esta metodología ágil?

El uso de las metodologías ágiles, que empezaron a usarse en entornos de desarrollo de software, se ha extendido rápidamente por muchos sectores.

Esto es debido, principalmente, por las múltiples ventajas que tiene frente a los métodos tradicionales, como por ejemplo su capacidad de adaptación ante las incertidumbres que aparecen en un proyecto o a cambios de última hora.

Dentro de los distintos tipos de metodologías ágiles que existen, hoy nos vamos a centrar en Scrum. A continuación os contamos en qué consiste y cómo se lleva a cabo.


¿Cuál es la finalidad y qué características tiene la metodología SCRUM?

La metodología Scrum pretende una organización ágil y conjunta del proyecto, siendo capaz de responder a posibles contratiempos que aparecen en su desarrollo. Asimismo, tiene por objetivo utilizar el producto lo antes posible, mientras se va mejorando.


Las principales características que definen a Scrum son su ligereza, ya que tiene poca teoría y no es necesario dedicarle una gran cantidad de tiempo, y su facilidad para entenderla, al ser abierta y no tener reglas complicadas. Sin embargo, para llegar a dominarla es imprescindible dedicación y experiencia.


Por último, hay que destacar que está basada en procesos empíricos de control, tomando decisiones de la información de la que se dispone y en base a la experiencia. Se puede enfocar de dos formas, una iterativa, en la que cada nueva versión del producto mejora la anterior, o una incremental, en la que se van añadiendo características nuevas.

Elementos que componen esta metodología ágil

  • Sprints y definición de “hecho”

El proyecto se divide en Sprints, que tendrán una duración fija y determinada a lo largo de todo el desarrollo del producto. Será mejor cuanto menor sea el periodo de tiempo, pudiendo ir entre 1 y 4 semanas en función del tipo de proyecto gestionado, aunque lo habitual es organizar el trabajo semanalmente.

Además, será indispensable definir qué condiciones debe cumplir cada incremento del producto para marcarlo como “hecho”(Done). Una vez se ha validado, se podrá dar por finalizado y se procederá a entregarlo.

  • Productos o “artefactos”

Podemos diferenciar entre tres tipos: el incremento del producto que es un subconjunto con componentes integrados que funciona y puede ser entregado, el backlog de producto, que es una lista priorizada de historias de usuario (funcionalidad que aporta valor al usuario), y el backlog del Sprint, un plan detallado para el desarrollo del siguiente Sprint.

  • Reuniones

A lo largo del desarrollo del proyecto se realizarán, principalmente, tres tipos de reuniones. Diariamente, y con un duración de un 15 minutos, el equipo de trabajo se reunirá para sincronizar sus actividades y crear el plan para las siguientes 24 horas.

Otro tipo de reunión será la que se haga al finalizar cada Sprint, y en la que se inspeccionará el incremento del producto y se adaptará el Backlog si es necesario, siendo su duración de unas 4 horas.

Finalmente, la reunión retrospectiva del Sprint inspeccionará cómo han sido las relaciones del equipo, el proceso llevado a cabo y las herramientas utilizadas, identificando y ordenando los asuntos más importante e implementando mejoras.

Roles que intervienen

Un proyecto ágil en el que se utiliza la metodología SCRUM deberá estar compuesto por:

  • Product Owner

Es el encargado de definir lo que se incluye en el backlog del proyecto, es decir, la lista de requisitos y su prioridad. Además, debe explicar al equipo de trabajo en qué consisten los ítems que la conforman y decidir cuando se realizan las entregas.

  • Scrum Master

Se trata de un profesional experto en la metodología que liderará el proyecto y será el responsable de guiar y enseñar al equipo. Asimismo deberá ser capaz de solucionar los problemas o barreras que surjan, facilitando el trabajo.

  • Equipo de desarrollo

Son los encargados de realizar las labores necesarias para construir y entregar el producto final. Deberán tener los conocimientos y capacidades necesarios para elaborar el trabajo de forma satisfactoria.

No pierdas la oportunidad de adentrarte en las metodologías ágiles que te serán de gran utilidad en el desarrollo de tu carrera profesional.