Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

¿Qué es el Big Data y Business analytics?

Vivimos en la era del Internet de las cosas, en la que la generación de datos es continua y de una magnitud inimaginable hace unos años. Para hacernos una idea, es tal la cantidad de información producida cada año, que se prevé la utilización de la magnitud Yottabyte (10 elevado a 24 bytes) en un corto plazo de tiempo.

Esta situación unida a los nuevos métodos de procesamiento de datos, con herramientas más potentes, ofrecen múltiples oportunidades a las empresas como, por ejemplo, la utilización de los datos generados en las redes sociales para conocer las inclinaciones de los clientes y predecir las tendencias de mercado.

En este contexto es donde entra el Big Data y el Business Analytics, que son las técnicas y herramientas utilizadas por las empresas para la recopilación, almacenamiento y posterior estudio de grandes cantidades de datos de diversas fuentes. Con estas operaciones se obtiene información de valor con la que se pueden plantear estrategias empresariales.

A continuación vamos a explicar de una manera más detallada en qué consisten estas dos herramientas: 

Descarga la guía gratuita de Cómo aplicar las  nuevas tecnologías a la Ingeniería

¿Qué conocemos por Big Data?

El concepto de Big Data está cada vez más presente en el día a día de las personas pero, ¿sabemos exactamente lo que es? Para entender mejor el concepto es necesario hablar de “las V´s” del Big Data:

 

  1. Volumen.

    Hace referencia a las grandes cantidades de datos almacenados que posteriormente han de ser procesados. Es la característica más conocida del Big Data y hasta hace unos años no se podía imaginar el manejo de tanta cantidad de información de una manera sencilla.

    Un ejemplo  es el de una empresa que quiere conocer la opinión que tiene la gente sobre su marca en Twitter, por lo que debe estudiar una gran cantidad de información de Twitter. Para ello será necesario evaluar petabytes de datos, el equivalente a millones de gigabytes.

  2. Variedad.

    En este caso hablamos de las distintas formas, tipos y fuentes en las que se puede registrar la información. Los datos se pueden clasificar en estructurados, que son aquellos que vienen perfectamente definidos y organizados, como por ejemplo los que nos encontramos en las bases de datos, y los datos no estructurados, que no tienen un formato concreto y necesitan de herramientas específicas para su tratamiento.

    El Big Data ofrece soluciones para tratar todos estos tipos de datos para obtener información aprovechable.

  3. Velocidad.

    La velocidad con la que somos capaces de tratar toda esta información es otra de las ventajas del Big Data. En algunas ocasiones, como en la monitorización de eventos en las redes sociales, los datos generados deben ser tratados en tiempo real para que resulten útiles.
  4. Veracidad.

    De nada nos sirve obtener una gran cantidad de datos si estos están sesgados o son falsos. Por ello, es necesario conocer el grado de fiabilidad de la información para estar seguro que se ajustan a la verdad.

    Además de las mencionadas, cada vez aparecen más “V´s” en el Big Data, como la validez, el valor, el vocabulario, etc.

    Por lo tanto, podemos decir que el Big Data es el análisis de un conjunto de datos de gran tamaño y de mayor complejidad (no estructurados) que no pueden ser tratados por las herramientas tradicionales de procesamiento.

 


¿En qué consiste el Business Analytics?


El concepto de Business Analytics (BA) es más reciente y hace referencia a la exploración de datos históricos a través de análisis estadísticos, cuantitativos y otras técnicas. Todas estas acciones nos ayudan a comprender la información obtenida, pudiendo realizar un modelado predictivo y encontrar así tendencias en el mercado para posteriormente tomar las decisiones estratégicas adecuadas.


Por lo tanto, viendo en qué consiste el BA, se puede comprender el gran potencial que tiene para las empresas, ya que permite descubrir patrones, relaciones entre variables o nuevas estructuras en las que basarse a la hora de decidir la estrategia que se va a llevar a cabo.


Un ejemplo de cómo se utiliza ya el Business Analytics es la cesta de la compra. Con el análisis de los productos comprados se buscan relaciones entre ellos para encontrar reglas de asociación y conocer los hábitos de los clientes. Estos datos nos pueden ayudar por ejemplo para conseguir una colocación de los productos más óptima, diseñar lotes de productos o descatalogar artículos.


En consecuencia, el Business Analytics puede ser utilizado en una gran cantidad de áreas muy diferenciadas como puede ser en logística, sanidad, mercado inmobiliario, marketing, etc, para obtener una ventaja competitiva frente a otras empresas.


Las empresas han comprendido que los datos generados por sus clientes potenciales pueden aportarles una información de gran valor para la realización de sus estrategias empresariales. La digitalización y la aplicación de nuevas tecnologías permiten nuevas funcionalidades y servicios que pueden hacernos más competitivos.

Ponte al día con Incubicon y prepárate para el nuevo mercado profesional.

 

cta-guia-nuevas-tecnologias