Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

Los trabajos del futuro y su relación con las nuevas tecnologías

Cuando tu compañero de trabajo sea un robot

En los últimos años, la narrativa mundial, cuando se trata sobre el trabajo en el futuro, ha tenido dos vertientes; por un lado se dibuja un escenario maravilloso con empleados sonrientes trabajando con robots muy futuristas (todo en un color blanco idílico, por supuesto) o por el contrario, un escenario apocalíptico que parece sacado de Terminator, en el que las máquinas nos arrebatan el trabajo y el ser humano es terriblemente esclavizado. En lo que no hay discusión alguna es en que la innovación tecnológica es hoy una realidad y que seguirá en aumento con el paso del tiempo.

Como en muchas cosas de la vida, en el punto medio está el equilibrio, y si bien todo apunta claramente a que muchos de los trabajos y procesos actuales serán automatizados, tampoco podemos caer en ver esto como el “fin de la era del trabajador”.

Con este artículo buscamos acercarnos a tener una visión global del escenario actual y analizar la posible problemática del trabajo en el futuro. Además, queremos resaltar algunas claves necesarias que debemos tener en cuenta para afrontar este nuevo escenario. Adelantamos que una de ellas es la formación, ya que los cambios en todos los campos laborales van de la mano de los cambios tecnológicos.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

 

Qué está pasando en el mundo ahora mismo, una vista general 

¿Cómo va a ser este futuro inminente lleno de nuevas tecnologías?  ¿Qué nos vamos a encontrar de aquí a por ejemplo, 10 años vista? Vamos a intentar hacer un breve resumen del escenario de tecnologías en 2019 de cara a lo ya está empezando a vislumbrarse en el horizonte.

 

Al buscar un poco por internet, es evidente que los impactos directos en el cambio del entorno laboral se extienden por todo el mundo: Amazon cada vez contrata menos gente en sus campañas de Navidad, sus almacenes de forma gradual, están mejor optimizados y robotizados. Además, Jeff Bezos, el fundador de Amazon,  ya tiene en funcionamiento varias tiendas en las que no tienes que pasar por caja: Amazon Go.

 

En estas tiendas simplemente entras, recoges el pan, la leche y los huevos mientras complejos sistemas de sensores se encargan de cobrar de forma automática el importe en tu cuenta Amazon. El objetivo es que estas tiendas se expandan a todo el mundo en los próximos años, sin embargo, actualmente es ya una realidad en el mercado estadounidense.

Por otro lado, si miramos hacia China, el gigante asiático está marcando el nuevo ritmo de crecimiento: Aliexpress o JD son grandes multinacionales expertas en la mecanización y robotización del trabajo.

 

El sector del comercio directo no es el único que hoy en día ha conseguido grandes cambios gracias a las nuevas tecnologías. En el sector del transporte también se pueden observar cambios importantes que apuntan en la misma dirección, la automatización: Uber ha salido a bolsa hace unos meses con unos buenos números y una clara estrategia por el coche autónomo dejando a un lado al conductor tradicional.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

De forma paralela, Google bajo su marca Waymo, hace más de un año apareció por las calles de Phoenix con vehículos 100% autónomos, sin necesidad de conductores humanos.  Otras empresas de transporte como Tesla ha presentado varios modelos de camiones con niveles de autonomía tipo 4 y posibilidad de ser actualizados a nivel 5: Conducción autónoma total.

 

Lo mismo ocurre en el sector de seguridad y distribución, donde cada vez más experimentan y optimizan sus métodos de entrega con drones u otros tipos de vehículos de ruedas eléctricos y completamente autónomos.

servidores

Además, en sectores como la hostelería o sector servicios, especialmente en Japón, es cada vez más común encontrarse con robots humanoides como Peeper en eventos y centros comerciales así como otros modelos cada vez más eficaces y baratos. De hecho, en España se pueden ver los Peeper en funcionamiento (de momento con uno muy básico) en los centros comerciales de Carrefour.

 

La Inteligencia Artificial está empezando a gestionar importantes cambios en otros sectores de trabajo que hasta ahora no te imaginabas. Pero además del AI, el Big Data también está generando grandes cambios en la actualidad, cambios que muy probablemente afecten a todos los sectores de forma directa.

 

Y si pensamos que esto es algo complejo, de grandes empresas y que no afecta a nuestro entorno inmediato, la realidad es que cada vez es más asequible para cualquier compañía contar con estos servicios. Por poner un ejemplo, compañías como BIGML ofrecen sus aplicaciones de Machine Learning para aplicar en todo tipo de sectores empresariales como puedes ver en su blog.

 

Para hacernos una idea del alcance de las nuevas tecnologías, más de la mitad de las noticias que se leen hoy en día en internet están generadas por bots y utilizan el big data, es decir, se encuentran automatizadas, sin que una sola persona haya metido una línea de texto.

 

Hoy en día, las aseguradoras de vehículos, importantes firmas de abogados y todo tipo de negocios están utilizando el big data para tramitar las tareas o procesos más recurrentes o repetitivos. Dicho de otra forma, se están automatizando todas aquellas partes del trabajo que no aportan ningún valor final al negocio.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

En cada vez más sectores, se redactan Smart Contracts que se ejecutan por sí mismos sin tener que esperar un mediador o un interlocutor. El mundo financiero tradicional asiste con perplejidad al fenómeno de las criptomonedas y el blockchain sin saber muy bien cómo reaccionar.

 

Todo esto, sucede en ciudades cada vez más grandes, con mayor población y donde cada vez podemos obtener más datos y tomar mejores decisiones creando complejas Smart Cities a las que nos podemos conectar con un API para desarrollar todo tipo de servicios que permitan poder vivir mejor.

 

Como dicen muchos expertos: Estamos asistiendo a la cuarta revolución industrial y nadie nos está avisando de ello.

smart cities

 

Trabajo en el futuro: ¿problema u oportunidad?

Objetivamente se puede afirmar que las máquinas hacen más barato y de una forma más eficiente y autónoma que los humanos muchos trabajos. Incluso existe una página web que te muestra la probabilidad calculada de que un puesto de trabajo pueda ser realizado por un robot, reemplazando a los humanos en los próximos años.

Al ver la posibilidad de que la tecnología reemplace a los humanos, al igual que el caballo en el siglo XIX, podemos pensar que cada vez somos menos imprescindibles para unos tipos de trabajo en concreto, sin embargo, no debemos verlo como un argumento de “destrucción de empleo” o como un efecto Terminator en el que parece que va a llegar el juicio final.

Los datos y avances tecnológicos llevan a expertos economistas a pensar en nuevos paradigmas de economía para la humanidad, como puede ser la Renta Básica, impuestos a robots, etc, que permitan mantener un sistema de bienestar lo más parecido al actualidad.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

Para muchos expertos, lo que está sucediendo es un cambio importante y profundo en los modelos productivos. Pero, por otro lado y de forma paralela, debido al mismo reemplazo de recursos en los empleos, se generan nuevos puestos de trabajo como, por ejemplo, expertos en Big Data, Fintec o Machine Learning. De hecho, hacer estimaciones sobre la posibilidad de nuevos puestos de trabajo como consecuencia a los avances tecnológicos es extremadamente difícil por no decir imposible, ya que los puestos de trabajo del futuro no existen, ¡Por que ni siquiera se han imaginado!.

Curiosamente, los retos a los que nos estamos enfrentando actualmente no son del todo nuevos. Hace unos siglos surgió un movimiento social: El Ludismo. Campesinos, en diferentes partes de Europa, alarmados ante la llegada de las máquinas de vapor,  intentaron evitar lo inevitable: La revolución industrial. Se realizaron todo tipo de boicots a las máquinas con el fin de evitar que el mundo que conocían cambiase.

A pesar de esto, nadie pudo parar el avance del progreso que nos ha llevado a la sociedad que vivimos hoy en día, a la realidad actual. Muy poca gente trabaja ya en el campo comparado con el siglo XIX, por no hablar de las condiciones laborales de aquella época.

Dicho de otra manera, aquellos que se negaron al cambio no lo consiguieron, y todos aquellos que se negaron a adecuarse al cambio quedaron fuera del entorno laboral. El adaptarse a los cambios y a las nuevas necesidades sociales y económicas es la manera de sobrellevar la innovación, ya que, finalmente, como lo hizo la revolución industrial en su momento, nos llevará a un desarrollo completamente inimaginable.

El trabajo del futuro:

Está claro que en el trabajo del futuro no habrá cabida para trabajos rutinarios o mecánicos.

Con este escenario actual, tareas de tipo repetitivo, o simplemente, que no aporten valor en el desempeño profesional, serán realizadas por máquinas o por un software de sencilla implementación.

 

Esto podrá suceder con un mayor o menor ritmo de implementación, pero es una realidad que ya se encuentra en marcha. La propia Casa Blanca publicó un estudio económico en 2016 donde indicaba que un 83% de las personas con salarios por debajo de los 20$ en 2018 pueden perder su empleo, mientras que las personas con un sueldo de 40$ la hora tenían en 2010 un 31% de probabilidades de ser reemplazados por máquinas o software.

 

Por ejemplo, aquellas personas que trabajan en el sector de la Ingeniería, donde habitualmente se realizan importantes cálculos de estructuras, mediciones, etc. y cada semana deben entregar un informe con las mediciones, gráficos y resultados obtenidos. Este tipo de trabajo se puede considerar como repetitivo y realmente no aporta valor al día a día de un empleado. En cambio, si se pudiese “enseñar” a un bot a realizar esa tarea semanal, se podría conseguir 10 horas más de productividad extra a la semana y centrarte en esas cosas importantes para tu trabajo y que nunca puedes llegar a terminar.

La clave de las nuevas tecnologías y el desarrollo en el trabajo está en que los profesionales de sus áreas puedan enfocarse en los trabajos importantes, mejorando la productividad y creatividad. Poco a poco, el profesional del futuro irá dejando atrás tareas mecánicas y repetitivas en pro de nuevos horizontes.

Siguiendo el ejemplo anterior, con esas 10 horas libres se puede aprovechar el tiempo en herramientas de Machine Learning o Big data para llevar el trabajo a otro nivel de posibilidades, detectar nuevas necesidades o cualquier otra manera de incrementar la productividad y mejorar el trabajo.

Marketing digital

Un claro ejemplo de esto es cómo las ventas y el marketing se han ido adaptando a las nuevas tecnologías. Cada vez más, gracias a la gran cantidad de datos e información que puede recopilarse en internet, las fuerzas de ventas y estrategias de marketing se ven enfocadas en compartir información de interés y que las personas sean quienes se interesen en contactar, o realizar alguna acción, permitiendo personalizar las comunicaciones según sus necesidades.  

 

Consejos para que los profesionales puedan abordar con éxito los trabajos del futuro: La transformación digital. 

Decía un proverbio chino:  "Cuando soplan vientos de cambio, algunos levantan muros y otros construyen molinos."

Salvando las distancias con la Revolución Industrial,  hoy estamos ante un reto mucho mayor, pero con algunas similitudes. Podemos negar lo evidente como el Ludismo, meter la cabeza bajo tierra y esperar que no te pille el tsunami laboral del futuro, o por el contrario, podemos aceptar este nuevo entorno, actualizarnos y trabajar para “cabalgar sobre las olas” de este nuevo mercado laboral del futuro que está llegando a nuestras vidas.

A mi modo de entender, un buen profesional debe estar preparado para abordar con garantías el nuevo entorno laboral del futuro. A este cambio, tradicionalmente se define como “Transformación Digital” y aquí te damos cuatro consejos importantes que debes tener muy presente para empezar a afrontar desde ya como vas a recibir el nuevo trabajo del futuro:

  • Actitud real ante la Transformación Digital, no negarse al cambio: 


La clave para una correcta transformación digital está en nuestra actitud real y comprometida hacia el cambio, sin embargo, llevar un Iphone último modelo no significa que estés preparado para el mercado laboral del futuro, mientras que el saber utilizar ese mismo iPhone en el día a día para mejorar el trabajo por medio de las herramientas que ofrece, o estar al corriente de lo que supone la llegada del 5G sí puede indicarlo.

 

Es importante resaltar que la Transformación Digital no es un cambio estático, es un estado constante, de continuo cambio, por lo que los profesionales del futuro deben seguir en este movimiento dinámico y mantenerse al día en la Transformación Digital, siempre con una metodología que permita optimizar. 

Aceptar el cambio constante en un entorno con alta incertidumbre y estar familiarizado con los avances tecnológicos que nos rodean es lo que nos permitirá tener una visión completa y adaptar los cambios al nuevo entorno laboral con relativa sencillez. Por otro lado, no tener prejuicios al cambio o a realizar las cosas de forma diferente será clave en este nuevo entorno.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

Con relación a la transformación digital, cada vez más las empresas se fijan en un concepto que está de moda: “la resiliencia”, término derivado de la psicología que se utiliza actualmente en el entorno laboral como la capacidad de los empleados de adaptarse a situaciones complicadas o adversas en el día a día. Exactamente el entorno laboral que tendremos en el futuro.

  • Formación sólida y actualizada: no vale seguir dos blogs y videotutoriales de youtube:

Hoy en día se puede aprender mucho de forma autodidacta gracias a internet ya que existen mil opciones como los vídeos, blogs etc, pero en el mercado laboral del futuro será necesario tener bien interiorizados los conceptos, poder explicar cómo funcionan los procesos con facilidad frente a un cliente, tus jefes, etc.

La cantidad de información y herramientas que se encuentran hoy en día en internet pueden ser muy útiles para ampliar conocimientos y dar una perspectiva un poco más allá, sin embargo, realizar especializaciones y formaciones es la manera en la que realmente podremos anteponernos a los cambios.

e-learning

Es muy importante que aquello en lo que busquemos formarnos despierte una pasión para realmente aprender. El futuro va a estar en constante cambio, y en consecuencia, debemos sentir una gran pasión por lo que hacemos, ya que supone un proceso continuo de aprendizaje y evolución.

  • Titulación de calidad, contrastada y actual para acreditar tu conocimiento: 

Es evidente que la formación es un paso esencial para el desarrollo profesional, sobre todo hoy en día, pero también es muy importante tomar en cuenta en dónde se va a realizar dicha formación, su profesorado y por supuesto la titulación a recibir.

Se debe tener muy en cuenta que en el trabajo del futuro, con un entorno tan cambiante y una mayor sensación de incertidumbre, la competencia incrementará y todos buscarán destacar por encima del resto. En este momento es cuando, más que nunca, se resaltará el valor de expertos que puedan acreditar que dominan de un tema o sector concreto.

Por ejemplo, si eres experto en Big Data, BIM o en Machine Learning y puedes acreditarlo con una titulación apropiada, la percepción que habrá sobre tu perfil será mucho mejor que el de aquella persona que se ha informado sin acreditación.

  • Creatividad, el valor añadido del profesional del futuro.

Los robots y los avances en software van a abarcar de forma gradual todo el trabajo mecánico y repetitivo tanto en las fábricas como en las oficinas. Por ello, las empresas  necesitarán personal con un fuerte componente de creatividad para poder solucionar los retos del negocio apoyándose en la nueva tecnología.

 

Esto significa que los profesionales del futuro deberán centrarse y ser efectivos en las tareas más creativas para su trabajo. Detectar nuevos horizontes de mercado, hacer preguntas a complejos sistemas de Machine Learning, interpretar correctamente los inmensos datos generados por cualquier negocio, será el día a día de los empleados del futuro en los próximos años. Es por ello que debemos estar familiarizados con todas las tecnologías, así, como hoy en día sabemos que un teléfono se utiliza para realizar llamadas y una impresora para imprimir.

Solicita asesoramiento gratuito con uno de nuestros expertos

 

Los perfiles creativos en las empresas son sinónimos de innovación, y por ello son realmente cotizados en las empresas actuales.  Steve Jobs decía que innovar es “unir puntos entre cosas diferentes” Esto es precisamente lo que un nuevo profesional del futuro debe hacer: unir puntos, hacer preguntas con las nuevas tecnologías disponibles a su servicio, obtener datos y realizar interpretaciones correctas gracias a su formación especializada.

Dicho de otra forma, y teniendo en cuenta lo difícil que es por defecto el mercado laboral: para lograr acceder a los puestos de trabajo mejor pagados en el futuro, es imprescindible contar los siguientes recursos en tu perfil profesional:

  • Actitud ante la transformación digital constante.
  • Formación actualizada en temas punteros.
  • Titulación de garantías.
  • Perfil creativo que permita innovar.

 

La educación del futuro:

Cómo hemos comentado anteriormente, las necesidades del mercado laboral del futuro buscan soluciones creativas, y al igual que el resto de sectores, la educación debe seguir innovando y facilitando una educación enfocada en el trabajo del futuro, así como tener una constante actualización de contenidos.

Además, es imprescindible contar con profesores expertos que conozcan perfectamente hacia dónde está apuntando el mercado profesional del futuro y diseñen temarios y contenidos acordes con las necesidades del trabajo del futuro.

Otro gran punto en el que la educación debe buscar adaptación es en el paso acelerado de las personas. Junto a la transformación digital, los profesionales deben buscar una opción educativa que les permita adaptarse a su día a día de una manera eficaz y rápida, como la educación online, sin perder calidad en contenidos y atención al alumno.

A nadie se le escapa que este nuevo entorno de cambio tecnológico está consiguiendo grandes avances, pero también surgen dudas de si estos nuevos modelos de trabajo en el futuro no están generando que se produzca una drástica reducción del número de trabajadores a nivel mundial.

El trabajo que antes hacían 1000 personas cada vez es más viable que lo realice solo una, y en algunos casos hasta ninguna debido al avance de las nuevas tecnologías. Sin embargo, al mismo tiempo, los especialistas defienden que cada día se están creando nuevos puestos de trabajo completamente nuevos que hasta ahora no existían.

De cualquier manera, el cambio es cercano e inevitable, por lo que es conveniente que veamos el futuro con optimismo, como una oportunidad para sacar adelante todo nuestro potencial profesional. La situación de trabajo futuro deja paso a los perfiles de profesionales más creativos, formados en el nuevo entorno digital y que aceptan el vivir en el cambio constante que está suponiendo la evolución de la tecnología. Debemos adaptarnos y seguir creciendo con el entorno.

Decía Woody Allen: “Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida”, hagamos nosotros lo mismo, aceptemos este nuevo entorno laboral, aprendamos a movernos en él y a sacar lo mejor de nosotros.

 

asesoramiento-incubicon