Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

Gestión de la innovación en proyectos

La innovación es un proceso que debe permitir e incentivar la generación de ideas, así como definir las tareas y actividades para que esos conceptos se conviertan en productos y servicios novedosos de valor.

Eso sí, para desempeñar una gestión eficaz de dicho proceso es indispensable que las empresas dispongan de un Sistema de Gestión de la Innovación (SGI). Y es que, su estructura comprende el conjunto de herramientas, las distintas fases del proceso, la definición de la estructura organizativa, la previsión de recursos, la definición de la política, los objetivos; y los métodos de evaluación.

En este sentido, el Máster en Metodologías Ágiles de Gestión de Proyectos y Transformación Digital de Incubicon puede ayudarte a incorporar un sistema de gestión basado en la innovación para una mejor y más rápida adaptación a entornos competitivos y cambiantes.

De esta manera, podrás introducir cambios culturales y organizativos en la empresa: desde el diseño de estrategias de innovación a medio y largo plazo y el desarrollo de ideas novedosas hasta la gestión de recursos, el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la resolución de problemas mediante la metodología agile.

 

Conceptos para la gestión de las nuevas tecnologías


No cabe duda de que este programa de Máster te enseñará a desenvolverte en un ambiente innovador a lo largo de cada uno de sus módulos. Sin embargo, cabe destacar la importancia que le otorga uno de ellos a la gestión, de forma que también te permitirá administrar, sin problemas, las nuevas tecnologías que ya inundan el entorno empresarial.

1. La gestión de innovación como un proceso

No existe producto y/o servicio sin un proceso y la gestión de ese procedimiento es clave para que una organización esté a la vanguardia de las nuevas tecnologías. Por ello, este módulo del Máster te mostrará cómo gestionar los denominados procesos de innovación.  Así, serás capaz de dotarlos de una mayor capacidad de adaptación y, sobre todo, les darás la posibilidad de anticipar y provocar rupturas que faculten a estos procesos para renovar sus ventajas competitivas en el momento oportuno.

2. La gestión por procesos

Cuando se trabaja bajo el enfoque por procesos hay que reconocer que no todos ellos tienen los mismos objetivos ni la misma importancia. En este contexto, el Máster de Tecnologías Ágiles de Gestión de Proyectos te ofrece un “Mapa de Procesos” para que diferencies la tipología principal:

  • Procesos clave: son los procedimientos operativos que tienen contacto directo con el cliente.

  • Procesos estratégicos: son los responsables de analizar las necesidades y condicionantes de la sociedad del mercado y de los accionistas.

  • Procesos de soporte: son aquellos que promueven a la organización de todos los recursos necesarios en cuanto a personas, maquinaria y materia prima.

3. La métrica de la innovación

Por otra parte, para saber si se han cumplido los objetivos en materia de innovación es necesario medirlos para poder tomar decisiones. En este contexto, el alumno incubiconer aprenderá cuáles son los indicadores de innovación a nivel empresarial según su funcionalidad (económicos, de intensidad, de eficacia y de cultura) y su posicionamiento en el proceso (de input, intermedios y de output). Así podrán determinar cuáles son los más indicados para cada organización.

4. Sistemas de gestión de la innovación

Una vez llegado a este punto, este módulo del Máster te proporciona las directrices para definir las distintas fases y actividades que comprenden un Sistema de Gestión de la Innovación y la interrelación entre ellas. Y para ello siempre rigiéndose por la norma UNE 166.002 como referencia.

5. Implantación del sistema de gestión de la innovación

Finalmente, el alumno también podrá conocer las diferentes etapas recomendadas para la implantación de un Sistema de Gestión de la Innovación. El primer paso pasa por la revisión de la norma y un ejercicio de autoevaluación. Después llega el turno de la planificación completa del proyecto para acabar con los requisitos mínimos y la gestión de la incertidumbre.