Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

El Internet de la cosas (IoT) en una Smart City

¿Cuántas veces hemos escuchado el término Internet de las cosas últimamente? ¿Realmente sabemos a qué se refiere y cómo nos va a afectar en nuestro día a día? A continuación vamos a explicar de manera sencilla todo lo que rodea a este concepto.

Descarga la infografía gratuita con el papel de  las nuevas tecnologías en la Ingeniería

En primer lugar hay que indicar que el Internet de las cosas hace referencia a objetos cotidianos que están conectados a internet y entre ellos por medio de redes, siendo capaces de comunicarse entre ellos y de compartir en tiempo real datos para su posterior estudio desde localizaciones remotas.

Una vez visto en qué consiste el IoT, lo primero que nos vendrá a la cabeza serán objetos como Smartphones o Smart TV, sin embargo la finalidad del Internet of things es convertir en inteligentes aparatos que actualmente no lo son, como lámparas, termostatos o refrigeradores, para que todo esté conectado.

En este sentido, si hablamos de cosas conectadas y generación de datos para mejorar aspectos de la vida de los ciudadanos, nos lleva directamente a un nuevo concepto de ciudades: las Smart Cities.

A continuación vamos a ver las principales características del internet de las cosas enfocado a las Smart Cities:

Clasificación de dispositivos IoT

Dentro de los dispositivos utilizados en las Smart Cities podemos diferenciar principalmente entre tres:

  • Dispositivos fijos 

Aquellos colocados de forma fija en puntos de la ciudad que se quieren monitorizar, como por ejemplo cámaras para medir el tráfico o caudalímetros colocados en infraestructuras de agua, en busca de mejorar su funcionamiento.

  • Dispositivos dinámicos

Están instalados en elementos móviles, como vehículos motorizados, y es imprescindible que lleven incluido un GPS para enviar la localización del dispositivo junto con la información obtenida.

  • Sensores participativos

Diseñados para convertir al ciudadano en un sensor, el objetivo final de las administraciones es que sea la propia persona la que genere y comparta la información. El mejor ejemplo de este tipo de dispositivos son los smartphones ya que cuentan con GPS, micrófono, acelerómetros y todo tipo de sensores que permiten recoger una gran cantidad de información.

Cadena de valor

El desarrollo de las actividades del internet de las cosas que generan valor dentro de las smart cities sigue el siguiente proceso:

  • Suministradores y fabricadores de dispositivos IoT, que permitan comunicaciones con baja latencia y consumo.
  • Integración de la información obtenida en grandes bases de datos en tiempo real.
  • Integración y agregación de los datos para facilitar su tratamiento.
  • Tratamiento, procesado y análisis de los datos, generando inteligencia.
  • Presentación de los datos para facilitar la toma de decisiones.
  • Servicios profesionales que aporten valor gracias a los datos proporcionados.

Comunicación

La comunicación de los dispositivos IoT se realiza, principalmente, por medio de conexiones inalámbricas, facilitando su colocación, al no incluir cables, y su desplazamiento en caso que se requiera.

 

Sin embargo los dispositivos inalámbricos presentan un problema, su dependencia humana para recargar sus baterías. Para solucionar este inconveniente se usan sistemas de carga automáticos, como por ejemplo con el uso de placas solares, o se utilizan nuevas tecnologías de comunicación inalámbrica que tienen un consumo energético muy bajo.

Tratamiento de datos

Podemos diferenciar 4 fases al analizar la información recibida de los dispositivos:

  • Descriptivo: recopila datos, se visualizan en los cuadros de mandos y se generan los informes.
  • Predictivo: su finalidad es generar modelos estadísticos para anticipar el futuro.
  • En streaming: busca patrones, eventos y datos para actuar directamente.
  • Prescriptivo: modelos que se centran en dar solución a eventos.

Además, estas fases se pueden desarrollar en tres niveles: en el dispositivo, en la pasarela (gateway) o centralizado en la nube. Actualmente el más utilizado es el último de ellos, en la nube, aunque la tendencia con los años será el desarrollo en el dispositivo y en la pasarela.

Plataformas IoT

Actualmente existen numerosas plataformas IoT que son capaces de adquirir e integrar datos, su agregación a grandes bases de datos, el procesado y análisis para generar inteligencia y la generación de informes. Dos de las más conocidas son las plataformas ThingWorx y Carriots.

 

En definitiva, el futuro de las ciudades pasa por la aplicación del internet de las cosas y las nuevas tecnologías aplicadas. Si quieres enfocar tu carrera profesional a las ciudades inteligentes y todo lo que engloba, no dudes en cursar nuestro Máster en Smart Cities: Sostenibilidad y Gestión Urbanística.

 

CTA-infografia-incubicon