Blog Incubicon

El blog sobre ingeniería, industria e innovación

¿Conoces los principios básicos del Lean Manufacturing?

El objetivo de toda empresa siempre se basa en conseguir la mayor cantidad de ganancias, lo que se traduce a una búsqueda constante de mejoras en los sistemas, con un enfoque claro en minimizar las pérdidas y maximizar eficiencia en toda gestión de proyectos.

Para conseguir dar solución a lo anteriormente descrito, se ha desarrollado un nuevo sistema de gestión basado en la innovación en la que es posible una mejor y más rápida adaptación a los entornos de gran competitividad y constante cambio en el que nos encontramos actualmente, conocido como “Metodologías Ágiles”

Dentro de estas metodologías podemos conseguir el “Lean Manufacturing” el cual se basa en el uso mínimo de recursos, es decir, los estrictamente necesarios para el crecimiento, consiguiendo minimizar las pérdidas a su mínima expresión. 

Descarga la infografía gratuita con el papel de  las nuevas tecnologías en la Ingeniería

Para lograr conseguir eliminar todo aquello que no añade valor, el Lean Manufacturing se basa en unos principios que ayudan a obtener resultados óptimos en el tiempo adecuado y el lugar indicado, siempre con la mejor calidad posible. Se pueden esquematizar de la siguiente manera:

 

Ajuste de la producción de la demanda

Para conseguir que los productos se fabriquen al mismo tiempo que se venden es necesario utilizar las siguientes herramientas y técnicas:

  • Sistema Kanban: Permite la producción “just in time” que asegura la fabricación del producto correcto, en el momento adecuado y en cantidades ideales basadas en la demanda del mercado.
  • Planificación a corto plazo y nivelación de la producción para adaptar los recursos de fabricación a la demanda.
  • Acortar tiempos de preparación de máquinas para reducir los plazos de fabricación.
  • Estandarizar las operaciones y lograr obtener tiempos de ciclo necesarios adaptados a la demanda.
  • Organización del área de trabajo para implantar células de fabricación y lograr la estandarización de las operaciones.

 

Asegurar la calidad

Para asegurarse que la calidad es óptima y que solo pasan “piezas buenas” es necesario:

  • Organización, Orden y Limpieza (5S): La organización, limpieza y el orden son indispensables para restaurar la condición de los equipos que han de funcionar en altas tasas de fiabilidad para garantizar el desarrollo eficiente de los procesos.
  • Control autónomo de defectos: Asegurar la calidad desde la fabricación mediante la instalación de elementos de detección automática de defectos que impidan el progreso de productos defectuosos o permitan la corrección inmediata de los mismos tras su detección.
  • Dirección funcional: La calidad debe ser un valor de la organización, no la responsabilidad de un departamento.

 

Respeto a la dimensión humana

Los recursos humanos son vitales para conseguir los objetivos, por lo que debe cultivarse y estimularse. Para lograrlo es necesario:

  • Flexibilidad del personal: La polivalencia es clave para la estandarización de las operaciones.
  • Actividades de mejora en pequeños grupos y sistema de sugerencias: Ideal para canalizar las iniciativas de los trabajadores, que son quienes mejor conocen el desarrollo de los procesos, por lo que ofrecen mayor aporte de mejora.

Al conseguir optimizar todos estos principios básicos se busca conseguir una mejora continua. Es importante resaltar que el Lean Manufacturing se encuentra en constante evolución y aprendizaje, adaptando diferentes técnicas en distintos entornos.

Si estás interesado en adentrarte en el mundo del Lean Manufacturing y otras Metodologías Ágiles, que te ayudarán a la hora de optimizar los proyectos en tu compañía, te invitamos a que conozcas nuestro Máster en Metodologías Ágiles de Gestión de Proyectos y Transformación Digital el cual cuenta con las herramientas que necesitarás en la transformación digital que estamos viviendo actualmente.

CTA-infografia-incubicon